Colombia lavó su imagen y vuelve a la pelea en la eliminatoria

Seleccion Colombia

La Selección Colombia lavó su imagen tras el desastre de la fecha de noviembre de 2020, cuando las goleadas contra Uruguay y Ecuador la dejaron sin técnico y acabaron el ciclo de Carlos Queiroz. Reinaldo Rueda, tal como lo hizo en 2004, debutó con victoria en Lima, contra Perú, cerró la brecha de la diferencia de goles y se acercó a la zona de clasificación con un 0-3 contundente.

La Selección Colombia lavó su imagen tras el desastre de la fecha de noviembre de 2020, cuando las goleadas contra Uruguay y Ecuador la dejaron sin técnico y acabaron el ciclo de Carlos Queiroz. Reinaldo Rueda, tal como lo hizo en 2004, debutó con victoria en Lima, contra Perú, cerró la brecha de la diferencia de goles y se acercó a la zona de clasificación con un 0-3 contundente. 

El equipo llegó a siete puntos, los mismos de Paraguay, hoy clasificado a Catar 2022, y Uruguay, hoy en zona de repechaje. Todavía se viven las consecuencias del 6-1 en Quito..

En medio del silencio del cuerpo técnico con respecto a la alineación y las especulaciones sobre la misma, Rueda puso en la cancha casi todo el equipo que llenó páginas y horas de radio y televisión, con una única sorpresa: la ausencia de Wílmar Barrios y la entrada de Gustavo Cuéllar, a quien, desde que se fue al Al-Hilal de Arabia Saudí, se le había perdido el rastro de la Selección.

(Además: Video: vea los goles con los que Colombia le ganó a Perú)

Pero si alguien sabía lo que le podía dar Cuéllar era el propio Rueda, a quien encontró en su paso por Flamengo. Con él, la Selección no solo tuvo la marca que aporta Barrios, sino que, además, le dio salida al equipo.

El resto del equipo era el mismo que se había filtrado: la línea de cuatro que terminó con el arco en cero en la Copa América de 2019, Mateus Uribe al lado de Cuéllar, Juan Guillermo Cuadrado y Luis Díaz a lado y lado, pero con el jugador de Juventus con libertad par moverse, y arriba, Zapata y Muriel.

Colombia tuvo mucho más juego por la banda derecha, donde Cuadrado fue solidario y Zapata hizo un gran sacrificio por la banda. Al otro lado, poca salida y mucha precaución, tal vez esperando que Luis Advíncula, ubicado como volante por Ricardo Gareca, no hiciera daño por esa zona.

Tal vez le interese: (La Argentina de Messi cede en casa y Chile se lleva un puntazo) 

La Selección se defendió con la pelota, no dejó que le crearan opciones de gol en la primera etapa, pero también se demoró en generar alguna. Lo intentó en el juego aéreo, pero Yerry Mina se veía falto de distancia. Y cuando ya se empezaba a criticar la fórmula, fue el zaguero del Everton el que abrió el camino, a los 40 minutos, al luchar por una pelota a la que Zapata le había quitado velocidad: casi ni necesitó saltar para meterla al fondo del arco e igualar a Miguel Augusto Prince como el defensa con más goles con la camiseta de Colombia: llegó a siete.

El árbitro Wilton Sampaio echó a Miguel Trauco a los 45 minutos, por un codazo a Juan Guillermo Cuadrado, y el partido comenzaba a inclinarse del todo hacia el lado colombiano. Y más cuando, comenzando la segunda etapa, a los 4 minutos, Mateus Uribe le metió la cabeza a un extraordinario centro de Stefan Medina para el 0-2.
Luego, a los 10 de la segunda etapa, Díaz, con mucha más libertad para moverse, se juntó con Muriel y fue a recibir. El pase del jugador del Atalanta rebotó en un rival y le quedó al extremo del Porto para que metiera un remate cruzado que se convirtió en su segundo gol con la Selección y en el primero en un partido oficial.

Con el 0-3 a favor, Rueda intentó refrescar el equipo: sacó a Medina, que ya tenía amarilla, y a Díaz, para ganar un poco más de seguridad defensiva. Pero uno de los que entró, Daniel Muñoz, debutó con roja: prácticamente no había tocado la pelota, le metió una plancha desde atrás a Marcos López. El árbitro Sampaio, inicialmente, había resuelto con tarjeta amarilla, pero del VAR lo llamaron para que rectificara y lo expulsara.

Lo invitamos a leer: (Cuadrado se fue con todo contra la Copa América y la Conmebol) 

Colombia fue un equipo mucho más conservador desde que el partido quedó 10 contra 10: Rueda cambió pieza por pieza, faltando 18 minutos, para darle rodaje al equipo que quiere empezar a ver en el resto de la eliminatoria: Wílmar Barrios por Mateus Uribe, Rafael Santos Borré por Muriel (tal vez, el más flojo del equipo en Lima) y Miguel Borja por Zapata. Perú intentó sacar el amor propio para descontar, pero no es que haya exigido mucho a David Ospina.

Colombia ganó contra todo: contra sus propias dudas, contra la ausencia de James Rodríguez (primera vez que lo mencionamos), contra un rival que quedó en crisis y contra una situación adversa en la tabla. La opción de Catar 2022 sigue viva. 

Deja un comentario

Abrir chat
1
¡ Hola Bienvenido !
¡HOLA QUIERO GANARME LA POPULAR LIGA